Carta para un hijo que pasa por los cambios de la edad

Todos los padres fueron jóvenes en su momento y atravesaron circunstancias que les hicieron cambiar de personalidad, de aspecto o de carácter.

Carta para un Hijo que pasa por los Cambios de la Edad

Unos más que otros, las personas sufren cambios durante el transcurso de  los años y no hay que olvidar que nuestros hijos no son inmunes a eso, y que tienen una vida propia, con situaciones diferentes a las que atravesaron los padres y que de esta manera hay que tratarlos.

Cuando un hijo atraviesa por un periodo de cambio, los padres deben estar ahí para ellos.

No puede haber indiferencia alguna. Es necesario que sea observado muy de cerca y conversar con ellos lo que sucede a su alrededor.

Que sienta que no está solo y que no solamente a él le está pasando lo que le pasa, que son los cambios de la edad lo que los hace rebeldes, o más flacos o con otro tono de voz, o el punto de atención para las burlas.

Índice

    Los hijos comienzan a crecer

    Los hijos dejan de ser bebés, ya se vuelven más independientes, ya quieren experimentar por ellos mismos ciertos aspectos de la vida, si se hace con cautela nada pasara.

    No necesariamente te hablo de la edad de la adolescencia, donde todas esas hormonas se disparan hasta hacerlos un poco más rebeldes y poco tolerantes.

    También existe una etapa en la infancia donde todo lo quieren saber. Preguntan y preguntan, sobre lo que estar listo para conocer y sobre algunas cosas que todavía no deberían saber.

    Para este momento,  quizás tus respuestas no le agraden o tal vez tú no veas bien sus preguntas.

    Respira profundo y trata de ponerte en su lugar, en un lugar que pasó en otra época para los padres, pero que se repite en los hijos y que la mejor persona para aclararlo eres tú y no otro.

    Como estar con los hijos en los cambios

    Acércate a tus hijos con respeto y con la firme decisión de entenderlos y brindar tus opiniones con razonamientos lógicos.

    Que no vea que tu negación o reclamo es un capricho, sino por el contario, que comprendes por lo que pasa pero que esa actitud debe suavizarse.

    Pregúntale si existe algo más que lo esté molestando. En la escuela, los amigos, si desea cosas que otros tienen. Si se frustra por su rendimiento escolar, si está enamorado o si se trata simplemente de mal humor.

    Debes comérselo, porque tu estas convencido, de que eres su mejor amigo. Su aliado y quien mejor puede ayudarle. Te garantizo que esto aliviará el estrés que atraviesa debido a los cambios debido a la edad.

    Para él todo problema parece gigante, toda circunstancia insalvable, todo amor algo eterno, toda molestia una catástrofe. Hazle ver que no es así y repítele que juntos encontrarán la solución, porque todo puede solucionarse si se trabaja en pro del bienestar familiar.

    Ayúdalo a ser agradecido, nada egoísta y a ver las cosas desde otra perspectiva, la perspectiva del positivismo, hazle saber que también fuiste joven y que cosas parecidas te sucedieron, verás los resultados.

    Subir

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información